Saber más

¿QUÉ ES LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

¿A QUIÉN SE DIRIGE?

Autonómos

Personas particulares

¿QUÉ REQUISITOS SE NECESITA PARA ACCEDER?

¿CUáNDO?

El momento para solicitar la Ley de Segunda Oportunidad debe darse cuando la persona se encuentra en un estado actual de insolvencia o, incluso, cuando se prevea que en un futuro cuasi inmediato no se va a poder hacer frente con regularidad a las obligaciones contraídas.

¿CÓMO ES LA NEGOCIACIÓN?

En la fase de negociación extrajudicial, podemos conseguir cancelar una parte de la deuda, que consideramos una quita. Este porcentaje suele estar entre un 50% Y 95%. Al resto de la deuda se pone un nuevo plazo de pago que por ley es de máximo 10 años. Lo más común es acordar un plazo de entre 5 y 7 años para estos para pagar el margen de deuda restante.

En función de la cuota máxima que puedas pagar por todas las deudas, necesitaremos una quita o un plazo mayor, y esto lo estableceremos en la negociación.

¿QUÉ SUCEDE TRAS LA NEGOCIACIÓN EN LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Una vez enviada la propuesta pueden darse dos situaciones:

¿CuáLES SON LAS DEUDAS EXONORABLES?

Si te queda algo pendiente después de una dación en pago tras entregar la vivienda o una ejecución hipotecaria, el resto se puede exonerar. Esto incluye cualquier tipo de préstamo que tengas con cualquier entidad: préstamos personales, pólizas, tarjetas…

¿Y SE EXONERAN LAS DEUDAS PÚBLICAS?

Todas aquellas deudas públicas pueden ser exoneradas, gracias a la interpretación que se ha dado por muchos juzgados. Lo más común es conseguir la exoneración del 75% de esta deuda y el resto pagarlo durante 5 años.

¿QUÉ VENTAJAS TENGO ACOGIÉNDOME A LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Después de ver cómo funciona la Ley de la Segunda Oportunidad, en GRUPO HERAL , te traemos cuáles son los principales beneficios de acogerte a esta ley.

Preguntas frecuentes

La Ley de Segunda Oportunidad está dirigida a personas físicas, tanto particulares como autónomos.
En el caso de los particulares, el acuerdo extrajudicial de pagos deberá solicitarse ante notario. Para el caso de los autónomos, deberá hacerse ante el Registro Mercantil.
Para poder beneficiarte de este mecanismo debes ceder todo el activo existente en favor de tus acreedores, para así tratar de cancelar las deudas en la medida de lo posible. Solamente podrás mantener bienes de primera necesidad y en el caso de los autónomos los que sean imprescindibles para el desarrollo de la actividad profesional. Igualmente, si estás percibiendo una nómina o pensión, podrás también mantenerla, garantizándose con ello la conservación de un nivel de vida digno.
Depende. Desde que se solicita el Acuerdo Extrajudicial de Pagos, no deberían pasar más de dos meses hasta que se cierra esta fase, ya sea con la consecución de dicho acuerdo o no. En caso de que no haya acuerdo, se abrirá la fase de concurso de acreedores, donde se reconocerá el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI).
Por supuesto. El hecho de iniciar la Ley de Segunda Oportunidad no implica que no se pueda seguir trabajando y percibiendo una nómina, o seguir desarrollando la actividad profesional o empresarial que veníamos haciendo.

En principio se pueden exonerar todas las deudas ordinarias y subordinadas. Ahora bien, según la Ley quedarían fuera las deudas con Hacienda y con la Seguridad Social, las deudas con garantía hipotecaria (ej.: la hipoteca de la casa), y aquellas deudas contraídas una vez iniciado el procedimiento.

No obstante, respecto de las deudas con Hacienda y con la Seguridad Social, existen sentencias recientes que sí que incluyen dichos conceptos dentro de las deudas que pueden obtener el beneficio de exoneración.

Igualmente, respecto de la hipoteca, si bien es cierto que inicialmente no podría exonerarse de su pago, si nos encontrásemos en un procedimiento de ejecución hipotecaria donde ya se ha subastado la vivienda y aun así ha quedado deuda pendiente de satisfacer, sí que podría considerarse como una deuda susceptible de exoneración.

La consecución del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho es provisional durante el plazo de 5 años. Con esto se pretende que exista un control a posteriori por parte de los acreedores, quienes podrán traer a colación posibles abusos o fraudes por parte del deudor durante este plazo de tiempo (ej.: ocultación de bienes, incumplimiento del acuerdo extrajudicial de pagos, notorio incremento patrimonial del deudor, etc.).

¿BUSCA UN SERVICIO LEGAL QUE LE DEVUELVA SU TRANQUILIDAD?

¿Dudas?

Puedes simular tu caso en el siguiente link
Abrir el chat